OPERACIÓN IKURRIÑA

Los hermanos Sabino y Luis de Arana y Goiri idearon la ikurriña poco antes del 14 de julio de 1894, fecha en la que, a las seis de la tarde, ondeó por primera vez en el Euskeldun Batzokija con motivo de la  inauguración de sus locales en el segundo piso de la casa nº 24 (antiguo) de la bilbaína calle Correo, esquina con el Boulevard.

Esta primera ikurriña, que era de lana, fue izada por Ciriaco de Iturri y Urlezaga. El 12 de septiembre del año siguiente fue incautada por las autoridades españolas al clausurar el Euskeldun Batzokija.

¿Cuál es el significado de la Ikurriña?

La ikurriña en un principio pretendía ser únicamente la bandera de Bizkaia, inspirándose Sabino Arana en el emblema que este territorio ya tenía, su escudo, y la interpretación que hacía de éste. El fondo rojo de la bandera se considera una traslación del de éste, que para Sabino de Arana no debía ser de plata sino de gúles o sea rojo. El aspa de sinople (o verde) es otro distintivo dado por ese mismo escudo de Bizkaia, como símbolo del árbol de Gernika. También la cruz de San Andrés hace referencia a la lucha por la libertad de la Patria y a la legendaria batalla de Arrigorriaga o Padura de finales del siglo IX, entre bizkainos y castellanos que según la tradición tuvo lugar un 30 de noviembre, festividad de San Andrés Apóstol que fue martirizado sobre una cruz aspada. La cruz blanca se superpone al conjunto como representación de la superioridad trascendental sobre lo humano de lo divino.

De una forma más sencilla la interpretación que popularmente se terminó dando a la ikurriña fue que su fondo rojo simbolizaba el Pueblo Vasco, su aspa verde la Independencia y su cruz blanca la concepción cristiana de la vida.

Jesús Galíndez

Nació en Amurrio el 12 de octubre de 1915. Tras el fallecimiento de su madre permaneció interno ocho años en el Colegio de los Jesuitas de Chamartín. Mientras realizaba sus estudios de derecho ingresó en Euzko Ikasle Batza de Madrid. En 1932 se afilió al PNV.

Un año más tarde, con tan sólo dieciocho años de edad publicó en Madrid sus dos primeras obras: La «M. N.» y «M. L. Tierra de Ayala, su Señorío y su Fuero e Ideas políticas de Saavedra Fajardo», a las que seguirían otras muchas.

El 20 de junio de 1936, se licenció en Derecho, pasando a ocupar una plaza de profesor ayudante en la Cátedra de Derecho Civil.

Al producirse la sublevación militar contra la democracia trabajó como agregado jurídico de la sección de presos y desaparecidos de la Delegación del PNV en Madrid, que acabó transformándose en Delegación del Gobierno Vasco. Siendo Irujo Ministro de Justicia desempeñó el cargo de Letrado Asesor de la Dirección General de Prisiones y el resto de la guerra ejerció de oficial jurídico de la Brigada Vasco-Pirenaica.

Tras la derrota del Gobierno republicano huyó a Francia y de allí a la República Dominicana, donde trabajó como profesor universitario y delegado del Gobierno Vasco, publicando además varios libros.

En 1946 se incorporó a la Delegación del Gobierno Vasco en Nueva York. Allí continuó la investigación y la docencia en la Universidad de Columbia, donde cursaba la carrera de Filosofía.

Además preparaba su tesis doctoral sobre la dictadura de Trujillo en la República dominicana, que no pudo defender ya que fue secuestrado por agentes dominicanos el 12 de marzo de 1956, desapareciendo para siempre a la edad de 41 años.

José Antonio de Agirre

Abogado y político, fue el primer Lehendakari del Gobierno Vasco.
Nació en Bilbao el 6 de marzo de 1904. En 1926 se licenció en Derecho, abriendo dos años más tarde un despacho en su villa natal. Durante su juventud fue un activo miembro de la Juventud Católica y jugador del Athletic Club.
En las elecciones municipales de 1931 fue elegido alcalde de Getxo por el Partido Nacionalista Vasco, cargo que desempeñaría hasta el 6 de julio de 1933 y, como tal, proclamó la República Vasca, encabezando después el movimiento de alcaldes vascos que reivindicó la autonomía vasca dentro de una república federal.
Fue elegido diputado a Cortes por el PNV en las sucesivas legislaturas republicanas, trabajando en todas ellas en favor de un estatuto de autonomía para Euskadi. Éste no fue aprobado por el parlamento español hasta que ya se había iniciado la sublevación militar contra la II República Española. Como consecuencia, el 7 de octubre de 1936 se constituyó el primer gobierno autónomo vasco, un gobierno de concentración en el que tomaron parte todos los partidos democráticos vascos. José Antonio Agirre fue elegido para presidirlo, convirtiéndose así en el primer Lehendakari.
Tras la ocupación de Euskadi por los sublevados lideró incansable la acción del Gobierno Vasco en el exilio en pro de la restauración de la democracia.
En mayo de 1940 la ofensiva alemana sobre Francia le sorprendió en Bélgica. Debió ocultar su identidad durante más de un año en territorio enemigo para, pasando incluso por la capital de Alemania, conseguir embarcar y llegar a ponerse a salvo en América. Desde allí volvió a asumir la presidencia del Gobierno Vasco luchando por conseguir apoyos internacionales para la causa vasca.

Sus expectativas de que la victoria de las democracias sobre el fascismo supusiera el final de la dictadura franquista se verían, sin embargo, defraudadas.
Falleció en París el 22 de marzo de 1960.