OPERACIÓN RED ÁLAVA

La Red Álava fue extensa y estuvo formada mayoritariamente por mujeres, que actuaron como sujetos activos de la resistencia y la lucha contra el fascismo. Mujeres invisibles que jugaron un papel primordial durante la Guerra Civil, la Posguerra y la Segunda Guerra Mundial a favor de los Aliados. Aquellas mujeres espías salvaron cientos, miles de vidas y proporcionaron información valiosísima a los Aliados en su lucha contra el fascismo.

Luis Álava, fue el responsable de este grupo, el secretario, el coordinador, pero no mucho más que uno del conjunto y fue la cabeza de turco que pagó con su vida la acción antifranquista llevada a cabo bajo su dirección por un grupo de personas muy representativo de Araba, Bizkaia, Gipuzkoa y Nafarroa de la época.

El 6 de mayo de 2018 se cumplieron 75 años del fusilamiento de Luis Álava Sautu, acaecido en Madrid en 1943.

Cuatro mujeres articularon esta red clandestina de solidaridad con los presos vascos y de espionaje a favor de los Aliados en la Segunda Guerra Mundial; conformaron una Resistencia no violenta a la Dictadura Franquista protagonizada por mujeres “invisibles”: Tere Verdes, Bittori Etxeberria, Itizar Mujika y Delia Lauroba.

Librería Verdes

El impresor y librero bilbaíno Emeterio Verdes creó la librería Verdes en 1906. Fue una empresa fuerte de artes gráficas (sucesora de Juan Eustaquio Delmas) que cuando inició su actividad en la calle del Correo de Bilbao en 1906, contaba con 36 operarios.

En 1973, a través de una propuesta del Grupo Iker (grupo que elaboraban entre otras cosas los primeros libros para las ikastolas), se hizo cargo de la librería Asun Zuluaga quien junto a Javier Escudero –siendo ambos trabajadores de la misma-, continuó con la librería y pasó a llamarse “Verdes Iker” hasta la fecha de su cierre en 2005. El objetivo de la librería era ser un escaparate de libros en euskera.

Fueron años complicados para la difusión de la cultura vasca. La librería tuvo que superar incluso un atentado del Batallón Vasco Español en julio de 1977. Un domingo a las 7 de la mañana una explosión reventó las lunas del escaparate y provocó importantes daños en el interior.

Esta librería, que estaba situada en la misma calle que el primer diario íntegramente en euskera EGUNA, supo superar todos los obstáculos del momento

Llegó a convertirse en referente de la cultura vasca y en euskera, a donde acudían importantes artistas y escritores, tanto a buscar y comprar libros y discos como a presentar sus obras en sus instalaciones.

Emeterio Verdes Atxirika

Impresor y librero bilbaíno que dedicó parte importante de su vocacional actividad al libro vasco.
Nació en Bilbao el 31 de agosto de 1862. Miembro nuclear del PNV, en su imprenta se publicaron los folletos, carteles, etc… del mismo, así como gramáticas y textos literarios en lengua vasca.
Falleció en Bilbao el 8 de mayo de 1937.

Mª Teresa Verdes Elorriaga

Activa miembro de las redes de información.
Nació en Bilbao el 29 de abril de 1907. Hija de Emeterio Verdes Atxirika y Manuela Elorriaga Mendieta, desde su juventud se relacionó con el nacionalismo vasco, siendo miembro de la asociación Emakume Abertzale Batza.
Desde el comienzo de la guerra perteneció a las redes de información creadas por el PNV y el Gobierno Vasco, siendo la responsable de recoger información y obtener acceso a los documento de la Auditoria y Capitanía General de Burgos.
Al caer la Red Álava en 1940 es apresada junto al resto de sus miembros, siendo condenada a muerte en 1941. Por intervención del Vaticano su pena fue conmutada y reducida a 25 años de cárcel siendo recluida en la cárcel de mujeres de las Ventas en Madrid.
Obtuvo la libertad en abril de 1942 y desde entonces compatibilizó su trabajo en la librería familiar con la ayuda a los presos vascos, hasta que un cáncer de mama la obligó a permanecer en cama.
Murió en Bilbao el 16 de marzo de 1959.

Bittori Etxeberria

Nacida en Elizondo, Nafarroa Garaia, en 1908 fue una militante de EAJ-PNV. Presidenta del grupo Baztango Emakume Abertzale Batza (EAB) desde 1932.
Ingresó en el Servicio de Información de la resistencia vasca contra Franco en 1937. Gracias a su trabajo se salvaron muchas vidas.
En 1940 fue detenida y no recuperó la libertad hasta 1947.
Bittori Etxeberria fue una mujer clave en una trama de espionaje antifranquista. Llegó a ser la piedra angular de la Red Alava. En 1940, la Gestapo alemana ocupó la sede del Gobierno Vasco en París, en la calle Marceau, y se incautó de abundante documentación. Entre aquella documentación se encontraban informes sobre el valioso apoyo que ofrecía la red. La Gestapo informó inmediatamente al gobierno franquista y, en diciembre de 1940, se produjeron las primeras detenciones.

Bittori fue detenida el 20 de diciembre. Todos los integrantes de la red fueron condenados a muerte en 1941. Este fue el primer caso en la historia de las mujeres vascas condenadas a muerte por un tribunal militar. Ahora bien, gracias a la intervención del Vaticano, sus condenas fueron sustituidas. Bittori no recuperó la libertad absoluta hasta 1947

Itziar Mujika Irastorza

(San Sebastián, 10 de octubre de 1904 – 1992) fue profesora, miembro y secretaria del grupo Emakume Abertzale Batza (EAB). En 1937 se integró en la red de Servicios de Información Álava de la resistencia vasca contra Franco, y hasta su disolución en 1940 recogió y difundió información desde las cárceles. Gracias al trabajo de Mujika se salvaron muchas vidas.

En 1941 fue condenada a muerte y en 1942 fue condenada a 30 años de cárcel. Fue liberada en 1944 a condición de exiliarse.

Delia Lauroba Yeregi

(Donostia-San Sebastián, Gipuzkoa, 1909 – Ibidem, 11 de octubre de 2004) fue una abertzale donostiarra, miembro del grupo Emakume Abertzale Batza (EAB). Ingresó en el Servicio de Información de la resistencia vasca contra Franco en 1937. Fue detenida en 1940. Quedó en libertad en 1944 tras numerosas reducciones de pena e indultos.
Se incorporó a la Primera Red de Información de la Resistencia Vasca contra el Franquismo cuando su marido, José Azurmendi, capitán de Acción Nacionalista Vasca estaba detenido. Más tarde fue fusilado en Larrinaga.
Lauroba continuó su labor de entrada y salida de información de las prisiones de Burgos y Puerto de Santa María, hasta que en 1940 cayó con todos los demás integrantes de la red
En 1940, fue detenida como sus compañeros de la red, quienes fueron condenados a muerte en 1941. Delia, dos veces juzgada, es condenada en junio de 1942 a 6 años de cárcel.